Vous êtes ici : Accueil / Littérature / Littérature latino-américaine / Poésie / Baja Andesia: sed y poéticas tramontinas. Un desvío etnográfico a mano alzada

Baja Andesia: sed y poéticas tramontinas. Un desvío etnográfico a mano alzada

Par Pedro Araya : Poeta, Équipe anthropologie de l'écriture - IIAC/EHESS-CNRS
Publié par Christine Bini le 11/05/2010
Si tuviéramos que darle una «fecha de inicio» a la «nueva» poesía argentina el adjetivo, «nueva», claro está, es provisorio, obligadamente perecedero y, aun en este caso, un poco anacrónico, toda vez que estamos hablando de algo que empezó hace ya más de veinte años , aun a conciencia de que esa fecha será una línea trazada sobre la corriente de un río cuyo mismo movimiento corregirá, y dejando de lado, por lo menos por esta vez, los fastidiosos «antecedentes» (pero necesarios si pensamos, como pensamos, que toda literatura nacional es un proceso y en cuyo relato obligadamente deben ingresar asuntos en definitiva poco importantes, libros, revistas, autores, polémicas, a los que toca la rigurosa vara de la historia pero no el polvo de oro de la literatura), si tuviéramos, si pudiéramos por lo menos por esta vez, deberíamos decir que lo que aun hoy llamamos nueva poesía argentina empieza a comienzos de la década del 80 del siglo que pasó.

El antropólogo-poeta-ponencista despierta luego de un sueño intranquilo. Tiene sed. Algo recuerda. Un escozor, dice, un poco antes, en la misma, como de ron, como de vino y el fumadero de las caras; como si, apenas, algo de lo exagerado de una opinión, entre una cosa y la otra, hubiera olvidado. Sabe que debe hablar aquella misma mañana. Sabe. La pata de los caballos, piensa. La tribu estará reunida. No la suya. No se suscita la imaginación ni se apela a la libertad ajena impunemente, recuerda.

Algo recuerda. La mano cuelga y se anima, tantea y da con una hoja, una nota dactilografiada que lee: Baja Andesia. Dos supuestas provincias de una supuesta república (Andesia) imaginada por el poeta dandy Vicente Huidobro en sus años de candidato a la presidencia. Baja Andesia y poesía. Algo recuerda: notas, pedazos de entrevistas truncadas, imágenes. Dos provincias surcadas por dos tribus, dos caras de una moneda que no cae del todo y de la que nadie se hace cargo. Poetas, se dice. Etiquetas. «País de poetas», «País de narradores», con la arrogancia de arrogarse un lado y un peso.

El antropólogo-poeta-ponencista se lanza, entonces, hurga, se pregunta, devanea, trapeando aún bajo la lengua la minucia y el enfermante relevo de detalles, la criba, el sesgo. Para encontrar otro modo. Para no caer en lo mesmo: eso de seguir a uno y otro lado, parco, como si «uno» y «otro lado» fueran dos estancos distantes, impermeables al tránsito, eso que estropea la nación y su resonancia. Para arremeter otra vez y partir esta vez por filamentos, filigranas, rumores, señales apenas señaladas. Comenzar por la extrañeza del amigo, los pálidos lectores que conoce, apropiarse de su voracidad y su sed, ir tanteando y sopesando de contrario, levantarse con la izquierda, para caminar errático.

Lire l'article

Ce article est extrait de : Cahiers de LI.RI.CO. Littératures contemporaines du Río de la Plata Sergio Delgado y Julio Premat (editores) Movimiento y nominación Notas sobre la poesía argentina contemporánea Actas del coloquio internacional «Poesía argentina contemporánea: Tradiciones, rupturas y derivas», Université de Bretagne-Sud, Lorient, France, 13 y 14 de noviembre 2006

Reproduit avec l'aimable autorisation de Sergio Delgado y Julio Premat (editores)

Cahiers LI.RI.CO

Table des matières complète

Un panorama de la poésie argentine contemporaine

Présentation et sommaire du dossier

 

Pour citer cette ressource :

Pedro Araya, "Baja Andesia: sed y poéticas tramontinas. Un desvío etnográfico a mano alzada", La Clé des Langues [en ligne], Lyon, ENS de LYON/DGESCO (ISSN 2107-7029), mai 2010. Consulté le 21/11/2018. URL: http://cle.ens-lyon.fr/espagnol/litterature/litterature-latino-americaine/poesie/baja-andesia-sed-y-poeticas-tramontinas-un-desvio-etnografico-a-mano-alzada