Vous êtes ici : Accueil / Civilisation / Histoire espagnole / Société contemporaine / Question d'actualité - ¿Hacia la Ley de Memoria Democrática?

Question d'actualité - ¿Hacia la Ley de Memoria Democrática?

Par Thelma Vansteene : Élève normalienne de master - ENS de Lyon
Publié par Thelma Vansteene le 09/06/2022
Se propone mediante esta selección de recursos textuales y audiovisuales un resumen del proceso legislativo en torno a la memoria histórica del franquismo desde la transición democrática y la Ley de Amnistía hasta el proyecto de Ley de Memoria Democrática que sigue suscitando debates y tensiones.

 

Cartel Ley de Memoria Democrática

 Ley de Memoria Democrática.
Fuente: Creación de La Clé des langues.

En septiembre de 2020 el gobierno español de Pedro Sánchez decidió llevar a cabo un anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que se inscribe en la lógica de una ley anterior que se promulgó en 2007 bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), la llamada Ley de Memoria Histórica. Sin embargo, la afirmación progresiva del partido de ultraderecha Vox en la escena política y su llegada por primera vez al mando de un gobierno autonómico en Castilla y León, así como sus pretensiones al mando de Andalucía en las elecciones del 19 de junio de 2022, ponen en tela de juicio su aprobación tanto más cuanto que este partido intenta tumbar el Decreto de la Memoria Histórica y Democrática de Castilla y León que existe en esta comunidad autónoma desde 2018.

Desde la transición democrática hasta la Ley de Memoria Histórica de 2007

Tras la muerte del General Franco el 20 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón inició la transición democrática con la legalización de los partidos políticos entre 1976 y 1977 y se eligió con las primeras elecciones libres al partido de Adolfo Súarez llamado UCD (Unión Centro Democrático). En octubre de 1977 se promulgó la Ley de Amnistía. El Estado renunciaba a perseguir todos los crímenes cometidos en uno u otro bando durante la guerra civil y la dictadura. La nueva Constitución fue aprobada el 6 de diciembre de 1978. 

El proceso de transición democrática no constituyó una ruptura nítida con la dictadura. Se impuso la necesidad de establecer un cambio político consiguiendo un apaciguamiento y una reconciliación nacional. La Ley de Amnistía definió un paradigma basado en la amnesia. Fue calificada de "pacto del olvido". Esta desmemoria provocó una reticencia para reivindicar la herencia republicana y el ninguneo de la cuestión de los desaparecidos y de las fosas comunes con unas políticas públicas que difundieron un discurso equidistante entre ambos bandos. 

Este régimen en cuanto a la memoria duró hasta 2007, año en el que fue promulgada la Ley de Memoria Histórica (ley 52/2007) por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). Es de señalar que bajo el gobierno de Mariano Rajoy (PP) en 2013 y 2014 la ley se quedó sin presupuesto. 

Una nueva ley con el Gobierno de Pedro Sánchez

El 2 de junio de 2018 Pedro Sánchez llegó a la Moncloa tras la mención de censura impulsada por el PSOE contra el gobierno de Mariano Rajoy. En 2019 se estableció un gobierno de coalición con el partido de Pablo Iglesias, Unidas Podemos, primer gobierno de coalición de la democracia post franquista. La investidura de Pedro Sánchez estuvo marcada por un compromiso claro a favor de la memoria y del reconocimiento de las víctimas del franquismo y en contra de cualquier exaltación de la dictadura. 

Al elegir la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos en octubre de 2018 como punto de partida de su política, el jefe de gobierno principió la resignificación del mausoleo convirtiendo la cuestión memorial en una prioridad. 

Inició el 15 de septiembre de 2020 un anteproyecto de Ley de Memoria Democrática cuyo objetivo se presentaba como un paso más para complementar la anterior normativa de 2007 frenada por los gobiernos de derecha. El objetivo es claro: facilitar el derecho de verdad y de memoria para los familiares de las víctimas del franquismo y acabar con todo tipo de exaltación franquista con la supresión de la fundación Francisco Franco entre las principales nuevas normas.

El anteproyecto fue aprobado como proyecto de ley el 20 de julio de 2021 por el Gobierno y superó su primer examen en el Congreso de Diputados el 14 de octubre de 2021. La lista de propuestas de enmiendas fue publicada el 14 de diciembre y desde entonces siguen las tramitaciones y queda pendiente la votación final en el Congreso y en el Senado.

Voces disidentes pero a favor de una nueva ley

Entre los que están a favor de una nueva ley se hacen oír críticas, en particular el no ilegalizar explícitamente el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, no reconocer la legitimidad de la Segunda República y no derogar la amnistía de 1977.  Para ellos, esa ley no supone una ruptura clara con el denominado Modelo Español de Impunidad.

La progresiva afirmación de Vox entre las voces disidentes

El partido Vox, nítidamente ultraderechista, nació en 2013 de una escisión del PP. El auge de este partido se inscribe en un contexto europeo de rebrote de partidos populistas. Vox se encuentra en una línea de reivindicación conservadora, entre sus mayores aspiraciones políticas se encuentran: la abolición del estado de las autonomías, la derogación de la Ley de Memoria Histórica, la prohibición de los partidos independentistas, el antifeminismo, el rechazo del aborto y cierta reivindicación de la dictadura franquista. En la actualidad y con mayor razón desde la coalición de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos se ha llegado a una situación de crispación y de polarización de la vida política en España. 

El caso de Castilla y Leó

En Castilla y León, el 13F de 2022 fue marcado por la llegada al poder autonómico por primera vez de la alianza entre el PP de Alfonso Fernández Mañueco y el partido Vox de Juan García-Gallardo, marcando así un paso más en el ascenso de Vox en el escenario político. Esta nueva gobernancia pone en tela de juicio la aplicación del Decreto de la Memoria Histórica y Democrática de Castilla y León en la comunidad con el mayor número de fosas comunes de España. Vox y el PP reprochan a ese decreto su uso de la historia y su interpretación subjetiva como instrumento de división entre los españoles, llaman a la libertad de pensiamento acerca del pasado y no reconocen explícitamente a los miembros del bando republicano como víctimas de la guerra civil y del franquismo, e incluso dejan entender la implicación del PSOE, que sigue llevando el mismo nombre que durante la guerra. Al presidir las Cortes de Castilla y León, Vox quiere eliminar el Decreto 9/2018 de la Memoria Histórica y Democrática de Castilla y León a favor de uno de "concordia". 

Otros Recursos

 

Pour citer cette ressource :

Thelma Vansteene, "Question d'actualité - ¿Hacia la Ley de Memoria Democrática?", La Clé des Langues [en ligne], Lyon, ENS de LYON/DGESCO (ISSN 2107-7029), juin 2022. Consulté le 03/12/2022. URL: https://cle.ens-lyon.fr/espagnol/civilisation/histoire-espagnole/societe-contemporaine/question-dactualite-hacia-la-ley-de-memoria-democratica