Vous êtes ici : Accueil / Langue(s) / Didactique / Écriture / Entrevista a Javier Sagarna de la "Escuela de Escritores"

Entrevista a Javier Sagarna de la "Escuela de Escritores"

Par Caroline Bojarski : Titulaire d'un Master 2 Pro (Traduction littéraire et édition critique) - Université Lumière Lyon 2
Publié par Christine Bini le 14/09/2013
Basée à Madrid, la ((Escuela de Escritores)) est née en 2003. Intégrée au réseau de l'association européenne des programmes de l'écriture créative (EACWP), elle propose de nombreux ateliers d'écriture ainsi qu'un master de narration. Nous avons interviewé Javier Sagarna, le directeur de cette école, qui nous parle de l'école dans sa globalité, abordant le profil des élèves, les débouchés professionnels du master ou bien le rayonnement de l'école à travers le monde.

Entretien réalisé dans le cadre d'un coup de projecteur sur trois écoles d'écriture en vogue dans la sphère hispanophone. A travers leurs approches différentes et souvent complémentaires de l'apprentissage, elles nous invitent à réfléchir sur ce qu'est la literature, ou tout au moins l’écriture. Faut-il avoir un don pour devenir écrivain ? Peut-on réellement apprendre à écrire un roman ? Qui sont les élèves de ces ateliers d'écriture ? De leur vision du métier à la méthodologie appliquée, voici plusieurs exemples qui chacun à sa manière a pour objectif de révéler le romancier, nouvelliste, poète, scénariste, biographe, ou conteur... qui sommeille en chacun de nous.

NB : il ne s’agit en aucun cas de faire de la publicité pour telle ou telle école d’écriture, mais de proposer un itinéraire de réflexion sur l’écriture créative, très en vogue dans bien des pays, notamment hispanophones, et assez décriée en France.

Casa de Letras
Yo quiero escribir
Escuela de Escritores
logocasadeletras_1379155196754-jpg
yoquieroescribir_1379155246271-jpg
escueladeescritores_1379155299104-jpg
entrevista a Carmen y Gervasio Posadas

*****

¿Cuántos alumnos hay hoy, en la Escuela de Escritores?

Unos 700 aproximadamente. En los cursos presenciales tenemos cerca de 300 alumnos y casi 400 en los cursos virtuales, a los que habría que sumar los 23 que ahora mismo cursan el Máster de Narrativa.

¿Cuál es el perfil de los alumnos que integran la escuela? ¿Hay alumnos extranjeros?

Es un perfil muy variado, desde jóvenes de 17 o 18 años (hay incluso alguno más joven) hasta señoras (son siempre señoras) que pasan de los 80 años. Sin embargo, predominan los profesionales de entre 25 y 45 años, en un 60% mujeres, que combinan su actividad en la Escuela con sus trabajos. En los cursos virtuales hay más de un 30% de alumnos extranjeros, latinoamericanos en su mayoría, pero también hispanohablantes de todo el mundo. También en los cursos presenciales, como en el Máster de Narrativa, tenemos alumnos extranjeros, si bien en menor número.

¿Cómo la escuela llegó a hacerse una reputación en España y en Europa?

Poco a poco, apoyándose sobre todo en la satisfacción de los alumnos que, por lo general, nos recomiendan a sus conocidos y dan fe de la calidad de nuestros cursos. Muchos de ellos, por otro lado, publican y ganan concursos literarios con asiduidad, lo que aumenta el prestigio de la formación que han recibido en la Escuela. Además, la Escuela organiza y participa en multitud de actos e iniciativas culturales, tanto a nivel europeo (con nuestros socios de la Asociación Europea de Programas de Escritura Creativa - EACWP) como en España. Concursos literarios, conferencias y lecturas poéticas, encuentros sobre pedagogía o cursos en colaboración con otras escuelas son algunas de las actividades que desarrollamos y que nos han ido dando a conocer.

¿Desde cuándo existe la escuela?

La Escuela de Escritores se fundó en el año 2003, si bien procede de una tradición de talleres literarios que se remonta hasta 1994.

¿Hay criterios de admisión para entrar en la escuela y matricularse?

Depende de los cursos. En la mayoría de los cursos presenciales y virtuales no hay ningún requisito de admisión, aunque sí que nuestro equipo de atención al alumno procura asesorar a los alumnos para orientarlos hacia los cursos más adecuados para su nivel y expectativas. Por el contrario, para poder realizar el máster de narrativa es necesario realizar y superar una prueba de acceso.

¿Cuáles son las ventajas de la utilización del Internet  entre los profesores y los alumnos?

La primera, indudable, es la oportunidad que nos da Internet de llegar a alumnos que residen fuera de Madrid y la que les brinda a estos de acceder a nuestros cursos. Asimismo, nos permite contar con profesores que residan en cualquier lugar del mundo, por lo que la distancia deja de ser un obstáculo para contar con los profesores más experimentados y más capaces de guiar a los alumnos en el aprendizaje de la escritura. Por otro lado, a través del campus virtual que hemos desarrollado, los alumnos pueden estar en contacto continuo con sus profesores y trabajar de forma grupal con sus compañeros de forma casi tan intensa como en un taller presencial, pero con la ventaja adicional de recibir los comentarios del profesor y los compañeros por escrito, lo que le permite releerlos cuantas veces necesite.

¿Pueden los alumnos encontrar un trabajo con el máster de narrativa? ¿De qué tipo de trabajo se trata?

En principio, y eso se lo dejamos muy claro a todos los alumnos que pretenden cursarlo, la única salida profesional clara del máster de narrativa es escribir un libro y publicarlo. Y digo clara teniendo en cuenta las dificultades que encuentra todo autor novel para encontrar una editorial que lo publique, aunque ya son varios los antiguos alumnos que han conseguido su objetivo. Este es un máster para formar escritores y, en consecuencia, no prometemos que vaya a permitir acceder a otro tipo de trabajos. Sin embargo, tenemos muy en cuenta a los alumnos para los diversos trabajos que van surgiendo en la Escuela (dos de los alumnos de pasadas promociones del máster trabajan ahora como profesores en la Escuela y una tercera se encarga de la comunicación de la EACWP), y trabajamos para conseguirles trabajos como becarios o lectores en diversas editoriales (Alfaguara, Páginas de Espuma, etc.). Y, por supuesto, los conocimientos adquiridos a lo largo del máster son sin duda útiles en casi cualquier trabajo en el que la escritura tenga un papel importante.

¿Quiénes son los escritores españoles o latinoamericanos que visitaron la escuela para hablar con los alumnos?

Durante estos años han pasado por la Escuela la mayoría de los principales escritores españoles del momento, así como algunos latinoamericanos. Enrique Vila-Matas, Bernardo Atxaga, Juan José Millás, Almudena Grandes, Andrés Neuman, Jorge Volpi, Ray Loriga, Luis García Montero, Alberto Chimal, José María Merino, son algunos de los autores que nos han visitado. Asimismo, hemos contado también con la presencia de autores y profesores de diversos países europeos, como Alessandro Baricco, Marina Gellona, Risto Ahti , Reijo Virtanen o, próximamente, Alain André.

La Escuela de Escritores de Madrid propone a sus alumnos diferentes – de aprender a escribir gracias a un máster de narrativa, talleres y cursos en línea... Es algo novedoso en el mundo de la escritura. Es una manera muy moderna de aprehender el hecho de escribir, pero, ¿piensa que existe una técnica común a cualquier tipo de escritura, a la base de todos los textos literarios?

Sin duda existe un oficio que todo escritor debe aprender, un oficio sobre el que luego desarrollará su talento y su mirada (que también puede ser afinados y entrenados) hasta encontrar sus temas, su estilo y su individualidad como artista. Es, pues, algo mucho más amplio que una técnica concreta, es un compendio de muchas técnicas, de recursos y estrategias literarios, de un largo proceso de pulido y mejora de las mejores capacidades de cada cual, al tiempo que se desarrolla la sensibilidad y se estimula la creatividad y la profundidad de la mirada. Todo esto, que a mí me gusta llamar oficio, está en la base de toda buena escritura. Pero sería un error pensar que son cuatro normas o algo tan simple como una técnica común, es más complicado y, sobre todo, algo que hay que aprender despacio y con pasión.

La escuela dispone de una gran cantidad de escritores, que son especialistas de diferentes literaturas (poesía, narrativa,...). ¿Quiere decir que el hecho de escribir no puede ser algo espontáneo? ¿Hay que aprender mucho antes de poder escribir correctamente, con el objetivo de publicar?

Dejando aparte ese puñado de genios y superdotados que siempre hay en cualquier actividad (y tal vez a parte de los poetas), la inmensa mayoría de los escritores lo son porque se forman para serlo. Durante muchos años, esa formación adoptaba la forma de tertulias literarias, de la imitación de los maestros, de trabajos compartidos con otros escritores cuya opinión se tenía en cuenta y, sobre todo, de muchas horas de escritura y lectura en solitario. Así, muchos escritores conseguían, a lo largo de un proceso de años, formarse de forma casi autodidacta y, solo entonces, empezaban a escribir bien. Ahora, las escuelas de escritores proporcionamos una formación mejor estructurada, que permite adquirir los conocimientos en menos tiempo y de una manera más dinámica y satisfactoria. Sin embargo, el proceso no es nunca corto, para alcanzar el nivel de calidad necesario para poder publicar, lo habitual es que un aspirante a escritor deba formarse durante un periodo que oscila entre 2 y 5 años. La paciencia es, probablemente, la virtud fundamental de un escritor. Eso sí, si estamos dispuestos a invertir horas y horas de escritura y lectura en la tarea, los resultados suelen ser magníficos y lo imposible pasa a ser posible. También publicar.

¿Pueden los profesores de la Escuela de Escritores de Madrid tener puntos de vista diametralmente opuestos? ¿Piensa que existe diferentes caminos para llegar a la escritura?

Por supuesto, los profesores de la Escuela tienen absoluta libertad de cátedra, de trabajar desde sus propios puntos de vista. Por supuesto, existe una metodología común a toda la Escuela, basada en el trabajo de taller sobre los textos de los alumnos, las unidades teóricas que se proporcionan en cada clase y las listas de lecturas que cada profesor propone a su grupo, pero cada profesor puede desarrollarla a su manera y, desde luego, disentir cuanto sea necesario de la opinión de otro de los profesores. La literatura no son matemáticas, no existe, ni mucho menos, una única forma de escribir bien ni tampoco una única forma de llegar a hacerlo. En un contexto artístico, y cuando formamos escritores estamos formando artistas, que los alumnos reciban diversas opiniones es algo que los enriquece y les ayuda a individualizarse, a buscar sus propias respuestas, a encontrar lo que les gusta.

¿Fue la escuela amortiguada por la crisis económica europea?

Sin duda nos afecta y el crecimiento en el número de alumnos se ha ralentizado en los últimos años. Sin embargo, la Escuela goza de buena salud, mantiene a la gran mayoría de sus alumnos y sigue creciendo sobre todo en el número de alumnos de los cursos a través de Internet, con un crecimiento importante de los alumnos latinoamericanos. La crisis está siendo, sin duda, un trance complicado, pero también nos está haciendo más fuertes.

¿Cuál es la relación de la escuela con las editoriales españolas?

Tenemos acuerdos de colaboración con algunas de ellas (Alfaguara, Páginas de Espuma, Gens Ediciones, Salto de Página, etc.) y una excelente relación con muchas otras. Día a día trabajamos para ir cimentando una relación más estrecha con el mundo editorial con el objetivo de que, cada vez más, confíe en la calidad de los textos de nuestros alumnos.

 

Pour citer cette ressource :

Caroline Bojarski, "Entrevista a Javier Sagarna de la "Escuela de Escritores"", La Clé des Langues [en ligne], Lyon, ENS de LYON/DGESCO (ISSN 2107-7029), septembre 2013. Consulté le 06/12/2019. URL: http://cle.ens-lyon.fr/espagnol/langue/didactique/ecriture/escuela-de-escritores-javier-sagarna