Vous êtes ici : Accueil / Littérature / Littérature latino-américaine / Gabriel García Márquez / Gabriel García Márquez - La aventura Miguel Littín, Clandestino en Chile

Gabriel García Márquez - La aventura Miguel Littín, Clandestino en Chile

Par Edna Córdoba : Étudiante de Master TLEC - Université Lumière Lyon 2
Publié par Christine Bini le 29/05/2014
L'article présente le livre de García Márquez consacré à l'exil du réalisateur chilien Miguel Littín après le coup d'état de Pinochet.

ggm-littin-couv_1401378005110-jpgPublicado en 1986, este libro es una crónica novelada de la estadía secreta del director chileno Miguel Littín, exiliado durante la dictadura de Pinochet, quien regresó en 1985 a su país para filmar una película. El narrador es el propio Littín, pero el estilo es el de García Márquez. El libro se basa en  Littín, sus ansiedades, sus reacciones inesperadas, sus frustraciones frente al no poder quedarse en su propio país. Nada de esto se puede constatar en la película de Littín, que no es autobiográfica y en la que Littín solo es un narrador. Está hecha de relatos y de testimonios de aquellos que se habían quedado en Chile durante la dictadura, pero también de personajes importantes como Fidel Castro o el propio García Márquez.

Las circunstancias reales del exilio de Miguel Littín son explicadas en el libro. Como presidente de Chile Films nombrado por el gobierno de Allende, Miguel Littín salió de Chile de una manera un poco incierta y terminó como exiliado en México. En 1985 su nombre estaba en la publicación de la lista de los indeseados por la dictadura. Sin embargo, él decidió volver a Chile para hacer un testimonio cinematográfico de la dictadura, de los rastros de Allende y de la aún reinante pobreza chilena. El documental que resulta de este viaje clandestino se titula Acta general de Chile y fue estrenado en 1986.

Littín, el personaje

En la novela de García Márquez, Littín es presentado como un ser curioso, que observa un mundo a la vez ajeno y propio como si lo observara desde la ventanilla de un auto. Lo que más impacta al personaje a su llegada es el orden y limpieza instaurado por el capitalismo, así como la explosión del lujo. Parecía que “El rastro sangriento de más de 40 mil muertos, dos mil desaparecidos y un millón de exiliados” se hubiera borrado. Los rostros fríos, oscuros e impasibles típicos en épocas de represión se habían acostumbrado a la presencia de hombres armados que ahora pasaban inadvertidos. Es el mismo tipo de rostro que GGM describiría en otros de sus escritos cuyos contextos políticos y geográficos son completamente diferentes, pero que se desarrollan igualmente en el marco de una represión política. El personaje nota también con asombro el delirio de grandeza de la dictadura, que establece un cambio de guardia de palacio solo comparable con la del palacio de Buckingham.

En los primeros capítulos, se observa un Littín perfectamente disfrazado, preocupado por no ser descubierto y que no pierde de vista su objetivo principal de hacer una película. El personaje visita lugares en los que se puede constatar el costo social del golpe de estado: la aumentación de la brecha social entre ricos y pobres y la miseria en las minas, entre otros. La resistencia espontánea no-ideológica, conformada por los que eran niños en la época en que  Littín abandonó el país le parece más eficaz para desestabilizar la dictadura que los esfuerzos de los militantes en el exilio. Littín constata cómo hay muchos jóvenes enamorados en las calles de Santiago “porque el amor florece en tiempos de peste”. Asimismo hace un recorrido por el país buscando el rastro de Allende y de los primeros brotes revolucionarios que lo llevaron al poder. Es entonces cuando encuentra al Frente patriótico (la guerrilla chilena), conformada por aquellos que, más valientes que él, permanecieron en el país con una doble identidad.

Hacia el final ocurre un cambio en el personaje. Ofuscado por la constatación de su falta de valentía, Littín baja la guardia, se quita el disfraz y llevado por la nostalgia pierde de vista el objetivo de hacer una película y se decide a seguir los pasos de sus recuerdos y a actuar como él mismo. Es por esto que tiene que hacer varias maniobras, entre otras una salida falsa, para poder abandonar del país con su película sin ser arrestado. Antes de su salida ve a suegra y a su madre a las que mantiene al margen de su aventura para no inquietarlas. También se da el lujo de estar en el mismo recinto, La moneda, con el propio Pinochet, al que se enorgullece de haberle colgado 32.200 metros de rabo de burro, metáfora que hace referencia a los metros de cinta de grabación y a un juego infantil latinoamericano.

gabo-chaplin-y-litti-769-n_1401377937778-jpgGabriel García Márquez, Geraldine Chaplin y Miguel Littín
 
Pour citer cette ressource :

Edna Córdoba, "Gabriel García Márquez - La aventura Miguel Littín, Clandestino en Chile", La Clé des Langues [en ligne], Lyon, ENS de LYON/DGESCO (ISSN 2107-7029), mai 2014. Consulté le 20/10/2018. URL: http://cle.ens-lyon.fr/espagnol/litterature/litterature-latino-americaine/hommage-a-gabriel-garcia-marquez/gabriel-garcia-marquez-la-aventura-miguel-littin-clandestino-en-chile