Vous êtes ici : Accueil / Littérature / Littérature espagnole / Cervantes / Las aventuras en El Quijote

Las aventuras en El Quijote

Par Trinidad Puerto Pascual : Profesora de Letras - León (España), jubilada
Publié par Elodie Pietriga le 24/01/2016
Las aventuras son textos dramatizados que analizan muy sutilmente el funcionamiento de la mente del personaje y en los que se une a la acción dramática el humor. Estos textos ocupan un lugar clave para el tema central del libro: la dificultad de la mente humana para conocer la realidad.

Cervantes (de), Miguel, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, Espasa Calpe, colección Austral (150), Madrid, Cuadragésima primera edición 1995 (primera edición 1940), 680 p.

En el Quijote hay diversos tipos de textos, pero los que predominan en la primera parte son los clasificados como aventuras, mientras que la segunda está centrada en los diálogos reflexivos entre Don Quijote y Sancho.

Las aventuras son textos dramatizados que analizan muy sutilmente el funcionamiento de la mente del personaje y en los que se une a la acción dramática el humor. Estos textos ocupan un lugar clave para el tema central del libro: la dificultad de la mente humana para conocer la realidad.

Cervantes construye su obra en torno a la duda, a la incertidumbre, a la ambigüedad, no sabemos si Don Quijote es loco o cuerdo, no hay respuestas, ni afirmaciones.
Gerald Brenan en su Historia de la literatura española (Editorial Crítica, Barcelona, 1986) se preguntaba:

"¿Cómo pudo un escritor español tener una comprensión tan profunda de los procesos secretos de la mente?."

Zygmunt Bauman, en el discurso que pronunció cuando recibió el Premio de Asturias en 2010, recordando a Milan Kundera dijo a propósito del Quijote:

" Cervantes envió a Don Quijote a hacer pedazos los velos hechos con remiendos de mitos, máscaras, estereotipos, prejuicios e interpretaciones previas. Velos que ocultan el mundo que habitamos y que intentamos comprender".

Las aventuras en este libro escenifican cómo rompe los velos : enfrenta a su personaje con un problema, trata de resolverlo y siempre fracasa.
En la segunda parte del libro predominan los diálogos entre el caballero y su escudero Sancho pero encontramos algunas aventuras, como la aventura de los leones, capítulo XVII, y la de la cueva de Montesinos,  capítulos XXII y XXIII. En ellas Cervantes se adentra en espacios más profundos de la mente del protagonista.

En la aventura de los leones escenifica, de una manera grotesca el deseo del caballero de superar el miedo y mostrar su valentía, al enfrentarse con el león, regalo del General de Orán al rey de España, que ponía "espanto a la misma temeridad", con la que Don Quijote obligó al leonero a abrir la jaula que encerraba al león. (p. 409)

En la primera secuencia grotescamente Cervantes descubre el miedo de Don Quijote, con la escena de los requesones que trajo Sancho en la celada. Don Quijote creyó que se le derretían los sesos y tuvo miedo. En la escena central muestra el valor que tuvo para enfrentarse cara a cara con el león, que no quería salir de la jaula y tranquilamente le "enseñó sus traseras partes" (p. 410) y le dio la espalda; no conforme Don Quijote quiso azuzarle y obligarle a salir. Pero el leonero se negó y convenció a Don quijote diciéndole que ya había mostrado bastante valentía.

En la tercera escena al retornar Sancho, el hidalgo y el carretero que habían huído, es el momento de la fama porque el leonero explica que el león tuvo miedo a Don Quijote. Pero Don Quijote que conoce la realidad se afirma en su ideal con una célebre frase:

"Bien podrán los encantadores quitarme la ventura;  pero el ánimo y el esfuerzo será imposible" p. 411

En la cueva de Montesinos los dos grandes velos que nublan la mente de Don Quijote, las hazañas de los caballeros y la belleza y el amor a la dama, Dulcinea, los rompe Cervantes adentrándose en el subconsciente de Don Quijote.

Se desarrolla en una cueva a la que descienden a Don Quijote. Allí tiene un sueño  y el contenido del sueño son los caballeros del ciclo de Montesinos, Durandarte y Montesinos del que había tomado el nombre esa cueva, así como la señora Belerma. En ese sueño esos personajes y su amada Dulcinea aparecen desfigurados grotescamente y desprestigiados.

En efecto Dulcinea es la mujer que todos buscan y nadie encuentra en el libro, sólo reside en el imaginario del protagonista, suma de los estereotipos femeninos sublimados (ver capítulo XXXI de la primera parte). Pero en este sueño Don Quijote la ve por primera vez con rasgos de labradora y no de mujer noble increíblemente bella.

Parece que en sueños afloran nuestros deseos más locos no confesados, en Don Quijote el sueño tiene una función desmitificadora de sus obsesiones, es determinante de su cambio.

Además en este libro hay una explícita intencionalidad de destruir la mentalidad del hombre medieval y de su cultura de los libros de caballería, por eso se inclinará por lo nuevo, por las letras, por la jurisprudencia, como lo hizo Cervantes en su vida personal. Tenemos que recordar que participó en la batalla de Lepanto contra el Imperio Otomano y que resultó manco. De ahí, sin duda, su voluntad de destruir el poder de las armas. En la primera parte del Quijote ocupa gran espacio su experiencia demoledora de la guerra y podemos destacar un monólogo de Don Quijote (capítulo XXXVIII) en el que el mismo se debate entre el valor de las armas y el de las letras y concluye:

" Y así, considerando esto, estoy por decir que en el alma me pesa de haber tomado este ejercicio de caballero andante en edad tan detestable como en esta en que ahora vivimos". p. 245

El Quijote es el libro de la duda, de la incertidumbre sobre verdades absolutas y del diálogo para intentar comprendernos y comprender la realidad. En eso rompe completamente con las obras anteriores.

 

Pour citer cette ressource :

Trinidad Puerto Pascual, "Las aventuras en El Quijote", La Clé des Langues [en ligne], Lyon, ENS de LYON/DGESCO (ISSN 2107-7029), janvier 2016. Consulté le 23/10/2018. URL: http://cle.ens-lyon.fr/espagnol/litterature/litterature-espagnole/cervantes/las-aventuras-en-el-quijote