Accès direct au contenu

 
Recherche
Retour rapide vers l'accueil

Entrevista a Macarena Gelman

 Élodie Pietriga


Sol-ArCon ocasión de la conmemoración de los 40 años del golpe de estado militar en la Argentina la asociación Sol-Ar (Solidaridad con Argentina) organizó un encuentro con víctimas de la represión. Aprovechamos la ocasión para pedirle una entrevista a Macarena Gelman que muy amablemente accedió. La entrevista tuvo lugar el 4 de abril de 2016 en un bar cerca del IEP de Lyon donde Macarena Gelman había dado una charla.

      
        Sol-Ar

Algunos datos para empezar


Macarena Gelman nació en noviembre de 1976 en Uruguay. Es nieta del famoso poeta argentino, Juan Gelman.

El 24 de marzo de 1976 se produjo en Argentina un golpe de estado que llevó al poder una junta militar que estableció una dictadura y empezó una represión sistemática y violentísima.

Los padres de Macarena Gelman fueron detenidos y torturados. Su madre, embarazada cuando la detuvieron, fue trasladada a Uruguay ; fue allí donde nació su hija. Después del parto la mujer siguió en detención y nunca se supo más de ella.

Su hija fue dada a una familia uruguaya que la crió como si fuera suya. Fue sólo unos veinte años más tarde que Macarena Gelman se enteró de la verdad y que sus abuelos biológicos pudieron conocerla.

Hoy Macarena Gelman es diputada.

La entrevista

 

¿Es importante para usted dar testimonio de lo que pasó durante la dictadura?

Sí, por supuesto que es importante pensando ante todo en lo que uno quiere promover o incentivar. Es el ejercicio de la memoria y creo que es la única forma en la que uno pueda aprender de lo que sucedió y trabajar para evitar que vuelva a ocurrir en cualquier otro lado.

¿Cómo se enteró usted de la verdad sobre sus orígenes?

Yo me enteré a raíz de una investigación que llevaron adelante mi abuelo paterno y su mujer. Además el caso fue investigado por Abuelas de Plaza de Mayo porque mis abuelas formaban parte de las Abuelas de la Plaza de Mayo. Sin embargo la investigación que dio el resultado de encontrarme fue la que llevó mi abuelo con su mujer.

Fue una investigación que recogió el testimonio de sobrevivientes, que tuvo el apoyo de muchas personas, de muchas organizaciones y que además tuvo una gran difusión, fue de reconocimiento público. Eso fue un contraste con la falta de apoyo de buena parte, particularmente del gobierno de Uruguay que lejos de colaborar con esa investigación la intentó desacreditar, la intentó negar.

Resultó que poco tiempo después fui encontrada en Uruguay. Fue en el año 2000. A principios del año 2000, mi abuelo se contactó con alguién que funcionó como de intermediario entre mi mamá adoptiva, mi mamá de crianza y ellos. El intermediario fue un obispo de Uruguay que se llama Monseñor Pablo Galimberti.

Teniendo en cuenta que mi madre es muy creyente mi abuelo pensó que podía ser una buena idea que fuera ese obispo quien se contactara con mi madre e intentara trasmitir esta búsqueda, hiciera el nexo. Y fue así. Fue una decisión aceptada.

Mi mamá de crianza me cuenta que había venido a hablar con ella este obispo y me dice que si quiero tener más información que hable con él directamente. Fue así que yo lo llamé, me puse en contacto con él. Nos vimos y él me cuenta de esta búsqueda, de esta historia, en definitiva de la historia de Uruguay, pero de la Argentina también, que era el origen de mi familia.

Y así tomé conocimiento de que no era hija de los que creía ser mis padres sino que era hija de otra familia y de toda esta historia tan cargada de hechos trágicos, de persecuciones, de muerte. Fue un impacto muy grande para mí.

¿Cómo lo vivió?

Fue un shock. Durante mucho tiempo yo me sentía choqueada. Me tomó muchísimo tiempo tratar de conocer los pormenores de la historia, contactarme con gente que me pudiera dar información, de alguna manera chequear esta información que me estaban brindando, además de analizarme genéticamente para corroborarlo. Entonces yo lo recuerdo como momentos de shock muy importantes.

Con su familia de crianza, ¿cómo pasó ? ¿No sabía nada? 

Ella sabía, por supuesto, que no era su hija biológica, pero no sabía mi origen. Lo supo casi junto conmigo. En el caso de mi padre de crianza fue algo un poco distinto. Él ya había fallecido, no tuve la oportunidad de hablar con él pero entiendo que él tuvo la información antes.

¿Para su madre de crianza fue un choque también?

Sí, fue un choque también.

¿Y qué relación tienen hoy en día?

Una buena relación. Una relación de afecto. Bueno, sumando estos aspectos de la historia que no son menores con los correspondientes cambios en la relación pero sigo manteniendo una buena relación, una relación de afecto.

 ¿Y con su familia biológica, fue difícil también?

También fue difícil. Evidentemente había crecido muchísimos años lejos de ellos. Cuando se inician esas búsquedas las familias buscan bebés pero hoy en día se encuentran con adultos de entorno de los cuarenta años. En mi caso cuando me enteré de esta historia tenía unos 23 años pero ya con esta personalidad formada.

No es fácil. Es difícil la relación como en cualquier familia con la complejidad además de que uno no compartió un montón de tiempo. Pero creo que lo que prima es la necesidad o el deseo de no perder más y de recomponer en la medida de lo posible esta historia y acercarnos a nuestro verdadero origen.

Decidió quedarse en Uruguay. ¿ No quiso irse a vivir en la Argentina?

Sí. De hecho estuve trabajando en Argentina y viví durante unos seis años un poco en Argentina y un poco en Uruguay. Eso cambió en el año pasado cuando asumí como diputada en Uruguay. Pero yo tengo mi casa también en Buenos Aires, tengo mis amigos.  He estado practicamente al lado de los dos lugares. Estuve a punto de irme a vivir en la Argentina pero el curso de la vida y la vida política determinó que me quedé en Uruguay.

 ¿Su decisión de meterse en política tiene algo que ver con su historia o tiene razones distintas?

Bueno, la decisión de todos de meternos en política tiene alguna relación con nuestra historia. Imagínate con una historia tan fuerte, cargada. Nuestros padres han desaparecido por razones políticas. Lo que sin duda tengo, creo, es una necesidad muy grande que me condicionó de alguna manera para que el rumbo de mi vida y de mi proyecto cambiara tanto.

Con esta función de diputada ¿tiene ganas de influir en el gobierno para que cambien las cosas o tiene otros compromisos distintos?

Las dos cosas. Tengo otros compromisos completamente distintos. Pero tengo este compromiso y de hecho integro un grupo de trabajo, "Verdad y Justicia", para trabajar los temas vinculados a la dictadura así que estoy de lleno involucrada en esto también.

¿Queda mucho por hacer al nivel de la justicia ?

Sí, particularmente en términos de justicia en Uruguay queda mucho por hacer. El camino que ha recorrido la justicia en Uruguay ha sido muy difícil por muchos obstáculos que todavía no se ha terminado de saltar. Tuvimos una ley que conspiró contra el hecho de hacer justicia y que durante muchos años nos mantuvo sin esa posibilidad y privados de nuestros derechos a ejercer justicia. Pero bueno, estos días la cosa cambia un poco. Si está lejos de ser lo ideal considero que hay avances y que se va a poder avanzar más.

¿Por qué es tan complicado ?

Creo que fue una parte de la historia de nuestro país, una historia muy dolorosa, muy difícil de afrontar y después de abordar. Parte de eso es el corazón de todo lo que ocurrió : las violaciones a los derechos humanos más visibles, por decirlo de alguna manera, y a su vez intereses existentes de parte de un sector político y también de  grupos económicos. La dictadura en la Argentina tenía una base civil y militar por lo cual había civiles involucrados, había un financiamiento. Creo que estos intereses conmueven la actualidad, están permanentemente en colisión con lo que debe ser : la necesidad y la obligación de hacer justicia, de tener memoria y de garantizar la no repetición de los hechos.

¿Quedan muchas personas que no saben que han sido robadas ?

Sí. En Argentina se estimó la cantidad de niños robados durante la dictadura :  hay 500. Y de hecho ahora fuimos encontrados 119 por lo cual quedarían casi 400 chicos que todavía desconocen su origen.

Estas personas ¿están buscando o no quieren saber la verdad?

Algunas sí, otras no. En eso han tenido un rol fundamental e imprescindible las Abuelas de la Plaza de Mayo. Ellas han dedicado su vida a la búsqueda. Se organizaron en épocas muy difíciles para trabajar juntas en la búsqueda de los nietos y hoy en día continúan. Es una asociación que se ha ampliado, diversificado, especializado, complejizado : tiene áreas de ayuda sicológica, de difusión, de presentación espontánea. Es una estructura que hoy trabaja para la búsqueda de chicos y la determinación de identidad con campañas de difusión pública en distintas vías de comuniación desde las redes sociales hasta lo que pueden ser las obras de teatro. Permanentemente están trabajando a difundir.

Las personas que buscamos hoy están en el entorno de los 40 años. Son personas que ya toman sus propias decisiones. Creemos que difundiendo estas historias se generan las condiciones para que personas que dudan de su identidad puedan acercarse a las Abuelas e iniciar este proceso de investigación, de búsqueda y verificar si efectivamente pertenecen o no a algunas de las familias que actualmente buscan. Eso además se materializa a través de un banco de datos genéticos donde estas familias han dejado su muestra. Eso quiere decir que cada uno de nosotros puede eventualmente acercarse y darse a conocer : con una muestra de sangre se verifica si es compatible genéticamente con una de las familias que denunciaron chicos robados.

¿Del lado de la Argentina con el nuevo gobierno se inicia algún cambio ?

Yo del lado de la Argentina, del nuevo gobierno, puedo decir que estoy preocupada, expectante. Evidentemente han habido cambios, pero han habido muchas medidas que no comparto. Entiendo que ponen en riesgo estas políticas. Son temas de mucha sensibilidad, es muy caro para la sociedad argentina y espero que este gobierno sea capaz de entender ese hecho y de no desandar el camino que tanto nos ha costado y que además ha tenido una base de apoyo social muy amplia y que está muy incorporado en la sociedad.
 

Pour citer ces ressources :

Elodie Pieriga et Macarena Gelman. 04/2016. "Entrevista a Macarena Gelman".
La Clé des Langues (Lyon: ENS LYON/DGESCO). ISSN 2107-7029. Mis à jour le 21 mai 2016.
Consulté le 19 octobre 2017.
Url : http://cle.ens-lyon.fr/histoire-latino-americaine/entrevista-a-macarena-gelman-306108.kjsp

 
 
Mise à jour le 21 mai 2016
Créé le 8 avril 2016
ISSN 2107-7029
DGESCO Clé des Langues